El huerto Escolar: Semilleros Infantiles Diverde

Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0

El huerto escolar puede considerarse como un laboratorio vivo y es un excelente recurso para fomentar la educación medioambiental a la vez que se desarrollan otras capacidades en los alumnos más allá de lo que ponga el libro de ciencias.

Estos, además de fomentar la conservación del medio ambiente, también sirven para promover hábitos que mejoren la salud como es la alimentación saludable y el ejercicio físico.

Pero todo huerto empieza con una semilla, y que lugar adecuado para hacerlas germinar que un semillero. Además estos semilleros también son una forma de que los niños aprendan en clase el ciclo de las plantas de primera mano y de una forma muy divertida.

Son una buena alternativa para aquellos centros que no disponen de un lugar apropiado para crear su propio huerto o simplemente para que el niño experimente en casa.

Estos semilleros incluyen todo lo necesario para que cultives tus propias plantas asegurando el éxito y la diversión.

Pero, ¿Como funcionan los semilleros Diverde?

El cartón que envuelve la huevera-semillero contiene todas las instrucciones para llevar a cabo nuestra labor a la vez que incorpora un planning de crecimiento para que los niños vayan anotándolo todo.

Una vez tengamos una superficie cómoda para trabajar abrimos el paquete y sacamos las pastillas de fibra de coco y las metemos en un recipiente con un dedo de agua para que se humedezcan.

Estas pastillas a la vez que sustrato son macetita por lo que la tierra no se desparrama por lo que son una forma muy limpia de plantar semillas y una forma más rápida aún para hacer el transplante a recipientes o macetas mayores.

Cuando el sustrato se encuentre humedecido del todo y haya crecido lo pasamos a los compartimentos de la caja de huevos y empezamos a plantar las semillas que trae el kit. Existen cuatro kits diferentes con distintos tipos de semillas: verduritas, aromáticas, flores, etc.

 

Colocamos el semillero en un lugar cálido y con mucha luz y lo regamos a diario sin que se encharque para que conserve la humedad.

Al cabo de unos días las semillas empezarán a germinar y cuando pasen dos o tres semanas o las plantitas hayan alcanzado los 15 cm aproximadamente las transplantamos a un recipiente más grande sacandola junto con el sustrato de coco.

Y no os olvidéis de ir anotando en el planning de crecimiento todos los datos de vuestra siembra para hacer un seguimiento de todo el proceso.

Descubriréis que se trata de una actividad muy divertida para los pequeños a la vez que fomentamos en ellos la responsabilidad, dejándoles que cuiden de su propio semillero infantil.

¿Te apetece probar?

Pásate por nuestra tienda y descubre toda la gama de Semilleros infantiles

 

Buen fin de semana

 

Etiquetas:  ,

Deja tu comentario

Puedes utilizar las siguientes etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>